Angol: Frontel presenta querella por robo de más de 3000 metros de cables sustraídos

19

La acción legal se realizó luego que se vieran afectados 119 hogares, sin embargo, las brigadas acudieron de inmediato al lugar para reestablecer el suministro.

Con la firme intención de que sean descubiertos los responsables del robo de cables eléctricos y receptación, la empresa Frontel interpuso una querella por estos delitos que dejaron sin luz a más de cien familias de la localidad rural del sector José Calbún de Chacaico en Angol.

La querella busca que todos aquellos que resulten autores, cómplices o encubridores de estos hechos, sean investigados por las autoridades respectivas. Por tanto, la misma se presentó ante el Juzgado de Garantía de Angol y fue declarada admisible al cumplir con todos los requisitos legales para remitirse al Ministerio Público.

El siguiente paso es que comiencen las investigaciones penales y se realicen todas las diligencias necesarias para el esclarecimiento del suceso, y de esta manera, poder identificar a los autores o involucrados en el robo y receptación. Es decir, se persigue a toda persona que haya participado en los hechos, o bien oculte e impida que se encuentren a los delincuentes o la recuperación del material sustraído del tendido de Frontel.

La acción se perpetró durante horas de la madrugada, donde desconocidos robaron de las instalaciones 3.6 kilómetros de cable de cobre, “sin embargo, trabajamos muy arduamente en normalizar el servicio lo antes posible, pero el daño fue considerable por lo que pudimos restablecer el servicio a las 19.00 horas. Además, es preocupante esta situación porque lamentablemente están aumentando este tipo de ilícitos, pues durante lo que va de año la cantidad de cables robados asciende a 4.500 kilos, es decir más de cuatro toneladas sustraídas”, señaló Hernán Villagrán, jefe de servicio al cliente de la distribuidora.

El llamado de Frontel es a denunciar a los números de las policías uniformadas o civil, o bien, al número de atención a clientes de Frontel 800 600 802 para evitar que las familias sigan quedándose sin luz por culpa de este flagelo.