Observatorio Judicial por causas sobre robo y hurto de madera: “muestran resultados particularmente magros”

19

Observatorio Judicial, centro de estudios que tiene por objeto el control ciudadano del Poder Judicial, acaba de publicar su más reciente informe, en el que se analizaron 858 causas de robo y hurto de madera, entre 2018 y 2021, en la Macrozona Sur. El informe se realiza con la colaboración de la Multigremial de la Araucanía.

El estudio da cuenta de un descenso en el número de causas.

Si en 2018 ingresaron 265 causas, en 2021 fueron 192, situación preocupante según señala José Miguel Aldunate, Director de Estudios del Observatorio Judicial y autor del informe, «probablemente, uno de los aspectos más preocupantes de los resultados obtenidos es el descenso en el número de causas ingresadas por robo y hurto de madera.

La causa principal de este descenso es la baja expectativa de las personas y empresas afectadas por este delito de obtener un resultado favorable, lo cual se ve corroborado por los magros resultados obtenidos en materia de condenas.

Es de esperar que la situación mejor con la aprobación de la ley que tipifica la sustracción de madera y mejora las facultades de fiscalización del SII y CONAF».

El informe muestra que, en causas por robo y hurto de madera, existe una baja participación del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, ya sea a través del Delegado Presidencial o de la Intendencia. Mientras que en los delitos violentos, distintos de los analizados en este informe, el Ejecutivo suele jugar un rol preponderante, en materia de robo y hurto de madera la mayoría de las causas se inicia por querellas de los particulares afectados (80%).

Es decir, el motor que lleva al inicio y la continuación de los procesos es el interés particular de las personas afectadas y no el cuidado del orden público como tarea primordial del Poder Ejecutivo.

Para el presidente de la Multigremial de la Araucanía, Patricio Santibáñez, el nuevo informe del Observatorio Judicial respecto al robo de madera, “informa la alta impunidad con que ocurre este delito igual que otros en la zona sur del país, y lo más alarmante, las denuncias siguen bajando. Pero por otra parte, la Corporación de la Madera informa un aumento en el volumen robado llegando a operaciones ilegales del orden de los 100 millones de dólares anuales. Sin duda la nueva ley permitirá mejorar los procesos investigativos y aumentará las sanciones y eso da esperanza de detener este nivel delictual de robos y mafias, pero a la vez es muy importante mejorar las capacidades policiales, los robos de madera ocurren en el mismo lugar durante meses, con operaciones de maquinarias significativas, caras e importante, hay que mejorar a la vez las capacidades policiales para poder desarticular los lugares donde estos delitos están ocurriendo, mientras ello no ocurra, parece razonable el apoyo de las FF.AA., que si las tienen, ya que estos delitos ocurren en lugares lejanos, montañosos y de difícil acceso y se requieren capacidades especiales para desarticular a estas bandas”

En cuanto al término de causas, cabe señalar que un 63% de las causas terminan por decisión de no perseverar, lo cual, sumado al 6% de las causas que terminan por aplicación del principio de oportunidad, constituyen un 69% de procesos terminados por decisión del Ministerio Público de no proseguir con la investigación. Lo anterior da cuenta de la inefectividad de los procesos y de la dificultad de obtener una sentencia condenatoria en este tipo de causa, sobre todo si se atiende a que, cada vez más, los querellantes sólo llevan a la justicia aquellos robos o hurtos que tienen alguna posibilidad de éxito. Finalmente, cabe destacar que un 9% de las causas terminan por sentencia, en todos los casos coinciden con sentencias condenatorias. No fue posible identificar sentencias absolutorias. El resto de las causas terminaron por sobreseimiento definitivo (12%), o acuerdo reparatorio (5%).

Revisar informe completo: https://observatoriojudicial.org/wp-content/uploads/2022/10/Serie-Violencia-en-la-Macrozona-Sur-II-Robo-y-hurto-de-madera.pdf