Diputado Gaspar Rivas (PDG) lamenta negativa del gobierno de querellarse contra quienes injuriaron la bandera chilena en acto plebiscitario en Valparaíso

6
  ●Parlamentario condenó inoperancia del gobierno pese a contar con las herramientas jurídicas y el Estado de Derecho para interponer la querella.
El diputado del Partido de la Gente, Gaspar Rivas, manifestó hoy en el Congreso que lamenta que el Gobierno no quisiera querellarse en contra de aquellos que han vulnerado. la bandera chilena, haciendo alusión a su emplazamiento cuando instó al gobierno de Gabriel Boric a que tomara cartas en el asunto por lo sucedido en Valparaíso la jornada del sábado en un acto plebiscitaria, donde el grupo Las Indetectables hizo uso indecoroso del símbolo patrio, no respetando ni siquiera a niños presentes.
«Quiero hacer referencia a la negativa del gobierno planteada por su ministra vocera, Camila Vallejo, respecto de no querellarse por ley de Seguridad Interior del Estado por el ultraje público a la bandera chilena», dijo el parlamentario del distrito 6.
«Si aquellos que hoy son gobierno no dijeron nada en redes sociales cuando hubo personas que compartieron fotos trapeando el piso con la bandera o usándola de manera indecorosa, no extraña que hoy no les interese que la bandera que está a mis espaldas sea injuriada y de eso da prueba y se desprende claramente de un tuit del propio Presidente de la República y que no es el de la estrella solitaria, es otro, que tiene fecha 25 de febrero de 2013, donde dice » la izquierda debe ser esencialmente internacionalista, la patria es la clase, no la bandera», agregó el diputado Rivas.
El legislador del PDG, sostuvo que «esto es evidencia que la izquierda radical que hoy nos gobierna, no cree en la nación, no cree en el sentido de pertenencia ni en los emblemas y considera  que Chile no es un país, sino que una localidad, una zona que se llama Latinoamericana».
El parlamentario expresó que » le quiero decir al Presidente Boric y a la ministra vocera de Gobierno, que Chile es un Estado Nacional, soberano, con emblemas patrios y sobre todo con sentido de pertenencia y no en el barrio más alto, sino que en lo más profundo de las poblaciones, en donde situaciones donde se vulnera la bandera, como ocurrió  en Valparaíso el sábado, son inaceptables».
Asimismo, agregó que «lamento profundamente la dejación propia de la mentalidad internacionalista de este gobierno de no querellarse contra aquellas personas que ultrajaron públicamente la bandera chilena existiendo las herramientas jurídicas y el Estado de derecho para interponer la querella».