JUZGADO DE GARANTÍA DE TRAIGUÉN CONDENA A DOS PENAS DE 3 AÑOS Y UN DÍA DE PRESIDIO A AUTOR DE ROBO CON INTIMIDACIÓN E INCENDIO

150

En procedimiento abreviado, el Juzgado de Garantía de Traiguén condenó hoy –lunes 25 de abril– a Emilio Juan Pablo Berkhoff Jerez a sendas penas de 3 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor de los delitos consumados de robo con intimidación e incendio. Ilícitos perpetrados en mayo de 2020, en la comuna de Lumaco.

En la sentencia (causa rol 299-2020), la magistrada Karina Muñoz Paredes aplicó, además, a Berkhoff Jerez las accesorias legales de inhabilitación para cargos y oficios públicos durante el tiempo de las condenas; más el pago de una multa de 2 UTM.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e incorporación en el registro nacional de ADN de condenados.

Según el requerimiento fiscal, y con la aceptación voluntaria del requerido de los hechos, aproximadamente a las 09:30 horas del 30 de mayo de 2020, Berkhoff Jerez y otros sujetos portando armas de fuego, llegaron hasta el fundo “El Buen Retiro”, ubicado en la comuna de Lumaco. Lugar donde intimidaron a los trabajadores que se encontraban realizando faenas de mantención de caminos, obligándolos a internarse en un bosque y tenderse en el suelo.

En dicho contexto, el acusado golpeó con el arma que portaba a uno de los trabajadores, la víctima R.C.B., a quien además le aplastó la cara contra el suelo con una rodilla y le sustrajo su teléfono celular y una casaca bicolor. Luego, el grupo se trasladó hasta la cancha de acopio de la faena, donde prendieron fuego a una motoniveladora, un cargador frontal, un rodillo y un camión, provocando una pérdida avaluada en $350.000.000 (trescientos cincuenta millones de pesos) por la empresa Obras Civiles Arévalo y Viveros Limitada, propietaria de las máquinas siniestradas.

El grupo se retiró del predio a bordo de dos camionetas, una marca Toyota modelo Hilux y una Mistubishi L200 de propiedad de la empresa constructora.

A consecuencia de la agresión, R.C.B. resultó con un eritema zona occipital cervical alta posterior derecha de carácter leve.