La información: una peligrosa arma que hoy no todos saben manejar. Por Rodrigo Zurita

Estamos en tiempos donde se han generado fabulosos adelantos en torno a las comunicaciones, algunos de ellos que eran solo un sueño 20 años atrás y que hoy, incluso, superan lo que fue nuestra imaginación.

Teléfonos inteligentes, comunicación verbal y visual en tan solo un segundo desde cualquier parte del mundo, son solo algunas de las virtudes que esta era nos entrega, pero, como dijo el “tío Ben” a Peter Parker: “un gran poder también requiere de una gran responsabilidad”, lo que hoy parece no existir.

Este gran poder en las comunicaciones repercute directamente en la responsabilidad sobre la información que se entrega. Hoy, lamentablemente podemos ver que tras un hechos de interés general, Políticos, medios de comunicación, ciudadanos comunes y todos quienes poseen la tecnología para hacerlo, comienzan a luchar por ser los primeros en entregar la información, poniendo la instantaneidad por encima de la responsabilidad, seriedad y veracidad de lo transmitido, generando posteriormente una serie de secuelas, muchas de las cuales podría tener consecuencias muy graves para la comunidad en general.

Para muestra un botón: ante la reciente y desafortunada muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, autoridades de gobierno, entre ellos el intendente de La Araucanía, Luis Mayol, fue uno de los primeros en salir a enfrentar los medios de comunicación, entregando información inexacta y poco veraz acerca del hecho, situación que le ha significado fuertes críticas a su gestión, intentando hoy tratar de modificarla sin mayor éxito. Por otro lado, parlamentarios de oposición la zona, han culpado y criticado al Gobierno de turno y a carabineros por la muerte del comunero, sin que siquiera se conozcan antecedentes oficiales acerca de la investigación que lleva a cabo la justicia, transformando el dolor de una familia en dividendos políticos para su sector. Repudiable ambos casos.

Se dice que el trabajo de los periodistas se basa en un 30 por ciento en la búsqueda de la información y el 70 por ciento restante, en la validación o confirmación de ésta, costumbre que hoy debería internalizarse en todos, especialmente en aquellos que gustan transmitir este delicado, importante y peligroso insumo que es la información.


El Espejo de Malleco ya esta disponible en Android

disponible_en_google_play banner tiroalblanco educacion-intercultural

el libero

muni angol