Jorge Abasolo conversa con Pablo Rossetti, compositor y cantante

“Soy un pateperro que ama la vida”

-¿En cuántas ciudades has cantado?

-¡Ufff…!  En Estocolmo…en Miami, donde viví dos años. Luego viví tres años en Los Angeles (California), quince años en París, cuando mi papá era Embajador allá. En Tegucigalpa, en Puerto Alegre (Brasil), en fin, he estado en muchas partes.

-Estudiaste en un colegio exclusivo de París, fuiste hijo de Embajador…¿te han tildado de cuico?

-Sí, pero soy lo más modesto que hay. Tengo amigos en todos lados.

Tuve la suerte de estar en el mismo colegio estudiando con Isabella Rossellini, la hija de Ingmar Bergman. En su condición de Embajador, mi padre hizo construir la “Plaza Chile”, frente a la Embajada.

-¿Estando en Honduras te haces amigo del presidente Zelaya?

-Exactamente…Tuve el honor de conocer un día a “Men” Zelaya, como le dicen sus amigos…y me incluyó en el núcleo privado de sus seres queridos. Cantando en una ciudad cercana a Tegucigalpa, Valle de Ángeles tuve la ocasión de cantarle, cuando él ya era presidente de su país. Desde ese día nos hicimos grandes amigos. Me invitó como siete veces a cantar al Palacio Presidencial.

-Tu cantas en regiones y en muchos lugares de Santiago. ¿Dónde se te puede ubicar?

-En el celular 958  961   797

-En los 70 formaste un  dúo inolvidable: Pachy y Pablo. El tema “Olvídate Muchacha”, ya es un clásico. ¿Eso los llevó a actuar en el Festival de Viña del Mar? ¿Cómo se forma ese dueto?

-A ver…yo hice un par de discos como solista, pero no tuve el éxito que esperaba. El año 1971 conocí a la primera Pachy, porque  hubo dos. Con la segunda Pachy grabamos “Olvídate Muchacha”, y con ello saltamos a la fama y hasta logramos un Disco de Oro. Eso nos llevó el año 1972 al Festival de Viña del Mar, donde nos correspondió abrir el show. Recuerdo que después de nosotros venía Camilo Sesto.

-¿Tu mejor amigo?

-Patricio Renán, un gran cantante, que ahora está un poco complicado.

-Supe que eres amante de los perros…

-Absolutamente. Yo soy amante de los perros callejeros. De todos los perros, pero más aún por los vagabundos, abandonados…

-¿Tu mejor virtud?

-No dejarme abatir por las adversidades.

-¿Tu miedo cerval?

-El temor a la muerte.

-¿Es cierto que jamás has probado drogas?

-Jamás. Ni siquiera un humilde pito. Ni siquiera por curiosidad.

-A los 22 años estuviste en Estocolmo, cantando con varios grados bajo cero…¡Digno de Ripley!

-Estaba yo en París con mi hermana Carolina, la periodista. Y decido irme en tren desde París a Estocolmo. Allí estaba sin un puto peso en los bolsillos, y al pasar por una pizzería italiana converso con su dueño. Hicimos buenas migas y me contrata para su restaurante.

-Has compartido con grandes de la canción…

-He estado con Johnny Holliday, con George Moustakis y con Julio Iglesias. También con Alain Delon, que no fue cantante pero un gran actor y Phillipe Jounnot, el primer marido de Carolina de Mónaco.

-¿Cómo son tus relaciones con Dios?

-De cercanía, aunque a veces no entiendo muchas cosas, como las enfermedades de gente buena, las injusticias en el mundo, la maldad, en fin…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El Espejo de Malleco ya esta disponible en Android

disponible_en_google_play banner tiroalblanco educacion-intercultural

el libero

muni angol