Celebraron Día Nacional del Teatro en Angol

Montaje  de la obra «Ningún pájaro canta por cantar» contó con la participación de Lorenzo Aillapán Cayuleo, más conocido como el Hombre Pájaro, quien fue declarado el 2012 por la Unesco como Tesoro Humano Vivo.

ANGOL.- Con la puesta en escena de la obra “Ningún pájaro canta por cantar” en el Salón Auditórium del Centro Cultural se celebró este jueves el Día Nacional del Teatro, en esta comuna.

MONTAJE

El montaje a cargo de la Compañía Ñeque Teatral, contó con la participación de Lorenzo Aillapán Cayuleo, o más conocido como el Hombre Pájaro, quien el 2012 fue declarado como Tesoro Humano Vivo por la Unesco.

La premisa de la narración es el rol del Uñumche u Hombre Pájaro, como protector del ecosistema y tiene como protagonistas a los árboles nativos, construyendo una historia que visibiliza la real destrucción de hectáreas de bosque protegidos en La Araucanía.

La actividad, articulada por el programa Acciona del Consejo Nacional de las Artes, CNCA, contó con la asistencia alumnos del Colegio San George y del Liceo Mercedes Monosalva, quienes se encuentran participando de algunos talleres de teatro.

DIA DEL TEATRO

Mientras que el coordinador del área Cultural del municipio, Daniel Salinas, destacó esta celebración en la comuna.

“Invitamos a alumnos de establecimientos para que tengan un acercamiento con el teatro con esta obra que permite difundir valores del respeto hacia la naturaleza y a nuestros orígenes, cuestión que es muy pertinente en estos días. El Centro Cultural ha querido ser parte de esta celebración contando también en el elenco de actores con un prestigioso hombre del arte y del conocimiento ancestral, como es Lorenzo Aillapán”, acotó Salinas.

Señalar que el 2006 el Senado chileno declaró el 11 de mayo como Día Nacional del Teatro, en honor a la fecha de natalicio del prestigioso actor y director teatral chileno, Andrés Pérez Araya.

Pérez fue archiconocido por llevar a las tablas el musical La Negra Ester, creación del cantautor y folclorista chileno, Roberto Parra, convirtiéndose en la obra más vista en la historia del teatro chileno.