María Brígida, la abuelita de Tijeral que cumplió un siglo de vida

Un siglo de historia posicionan a María Brígida Castillo Millar como una de las personas más longevas de la comuna de Renaico.

Su partida de nacimiento estima que son 100 años de vida, pero en realidad, la tijeralina tiene más de 106 y hoy es el fiel reflejo de que la lozanía es capaz de atravesar generaciones, sobre todo cuando ésta va acompañada de una vida saludable, con el estómago y un corazón como los de un niño.

Se calcula que doña María, nacida y criada en el fundo El Almendro, se casó a sus 18 primaveras con don José, con quien tuvo 13 hijos.

Según María Encarnación, su hija “cuidadora con todas las de la ley”, asegura, “ella ha sido una mujer sumisa, tímida y muy dama. Gusta de alimentos saludables, mate, disfruta de los niños, le encanta palmear cuecas y recitar versos”.

Hija de Tránsito y Filomena, la abuelita centenaria recuerda los tiempos de antaño, aquellos que la devuelven a la realeza donde un cortesano la ayudaba en sus quehaceres. Pero aunque esto no es más que producto de su imaginación dado su demencia senil severa, la que también la hace matizar sus recuerdos con aquellos donde jugaba a orillas del río con Samuel y Julia, sus hermanos.

Antes de culminar la entrevista, la hija que vela a diario por su madre expresa gratitud al equipo del Cecosf Tijeral, quienes el pasado viernes llegaron hasta la calle 11 de Septiembre para saludar -con un sinfín de sorpresas- a doña María por sus 100 años. “Como familia estamos emocionados. Más que una relación paciente-Cecosf, ellos son un ejemplo de entrega y cercanía con la comunidad. Mi madre fue la más feliz, sobre todo porque llegó el más besado”, ríe, para luego pronunciar: “el kinesiólogo Marcelo”.

 

El Espejo de Malleco ya esta disponible en Android

disponible_en_google_play banner tiroalblanco educacion-intercultural

el libero

muni angol