Abasolo conversa con Rodrigo Valdés, ministro de Hacienda

“Hemos dejado de crecer vía exportaciones”

-El tema que ha sido parte de su agenda desde que asumió ha sido la desaceleración económica, ¿qué está deteniendo el crecimiento?

-Lo más estructural es que hemos dejado de crecer vía exportaciones, han estado muy flojas por casi una década, y mi impresión es que una de las causas es que nos ha costado descubrir nuevas áreas grandes de impulso como país. Uno hoy no puede contar historias tan simples como contaba antes de que los vinos, las frutas, los salmones o la celulosa y la madera han estado creciendo fuerte. Eso es un gran desafío que no es para un año, sino para el mediano plazo.

-En términos cinéfilos, ¿qué es lo bueno, lo malo y lo feo de este gobierno?

-Lo bueno: hemos podido avanzar en cambios bien importantes, que nos van a ayudar a tener un país más equitativo y ojalá con más crecimiento en el largo plazo; la reforma educacional hay que verla en las dos dimensiones.  Lo malo: nos ha tocado un ciclo económico complejo, con un mundo complejo y el fin del boom de las materias primas.  Lo feo: el problema que ha sufrido la elite en general, pero la política en particular respecto de su credibilidad, al aprecio del ciudadano promedio por instituciones que son muy importantes.

-¿Lo más probable es que cuando termine este gobierno se registre la cifra más baja promedio de crecimiento desde 1990, ¿no queda en deuda su gestión?

-Una analogía que se me ocurre para esta pregunta es que cuando uno da una prueba también depende del grado de dificultad de la prueba.

-Ministro, en este gobierno se hizo hincapié en el fin al lucro y se empezaron a satanizar las ganancias de la acción privada…

-Cierto. Ahí cruzamos una línea que tiene sus complicaciones, porque uno puede tener buenas razones de por qué no tener lucro en ciertas industrias muy específicas, y en el caso de este gobierno se decidió poner fin al lucro en los colegios, pero el problema es cuando se piensa que un país puede crecer sin tener emprendedores y empresarios que se arriesguen y que hagan negocios. También el lucro tiene una carga católica muy compleja. Prefiero hablar de que tienen que haber justas ganancias en un mercado competitivo.

-¿Y quién determina esas ganancias?

-El mercado si es competitivo, y si no lo es, hay que ver cuál es la mejor regulación. Pero tiene que haber ganancias a los que aportan, no excesivas eventualmente, pero alguna gente se hará rica por una buena idea, como el caso de Google, por ejemplo. Creo que hace mucho daño pensar que hay rentas grandes y monopólicas en todas partes. En muchos sectores de la economía puede haber empresas grandes, pero tienen que esforzarse mucho para pasar el mes, pagar los sueldos, pagar el IVA y tener cierta retribución a los accionistas. Si uno les carga mucho la espalda a esas empresas no da, entonces tenemos que tener cuidado con la carga que le ponemos al sistema económico.

-¿Subir el impuesto a la primera categoría no es imponer una carga alta?

-Es poner una carga, pero la pregunta es si es alta. Cuando uno ve cuánto es la carga tributaria en Chile o cuánto paga el decil más rico y se compara con otras partes, se obtiene que es un esfuerzo abordable, porque en el mundo desarrollado se encuentran valores mucho más altos.

 

 

El Espejo de Malleco ya esta disponible en Android

disponible_en_google_play banner-espina-2-e1450574705899 banner tiroalblanco bannercuat educacion-intercultural

el libero

muni angol