Cuando la solidaridad se convierte en esperanza de vida…

Ayudar al prójimo, se ha transformado en la ayuda al “próximo”  en la pequeña localidad de Tijeral, en Renaico, la puerta norte de ingreso a La Araucanía.

En la Hostería Millarepu de Tijeral, se llevó a cabo la certificación de monitores de la agrupación Comité Cardiovascular de la localidad, con la presencia del administrador municipal de Renaico Alex Castillo, el concejal Claudio Vitale, la presidenta de la entidad Martina García, de Jorge Viveros, arzobispo de la Iglesia Episcopal Anglicana de Chile, y de la mentora de la iniciativa, la doctora Paulina Raiteri.

SOLIDARIDAD

De esta forma se puede graficar en este importante evento el esfuerzo, la capacidad de tomar conciencia de los que significa ayudar a tus pares, a quienes están afectados por la misma dolencia.

Y esto ha tomado forma en la localidad de Tijeral, en la zona sur de la comuna de Renaico gracias a la iniciativa creada por Paulina Raiteri Poseck, médico general que se desempeña en la localidad desde hace 4 años.

EL COMITÉ

El Comité Cardiovascular, existe desde hace dos años en la Villa Tijeral.
Está conformado por personas de diferentes edades afectadas por la dolencia y que a raíz de la iniciativa de la doctora Raiteri, han logrado agruparse, crear las confianzas necesarias involucrando incluso a sus familias en esta cruzada.
Esto les permite, tras la capacitación, poder realizar como monitores tomas de presión e incluso medir la glicemia.

Los monitores, que han sido elegidos bajo un estricto padrón, logran que con su trabajo se produzca además una suerte de descongestión en los servicios primarios, para que de esta forma solo se acuda a ellos en casos calificados.

Así lo manifiesta la profesional:

«Para hacer un seriado de presión, ahora con los monitores, y para quien lo necesite, este puede ser efectuado por el vecino, con las indicaciones del médico o la enfermera guía. Ya no deberán esperar ni hacer filas en los centros de Salud cercanos»

«La importancia de esto- continúa Raiteri – es que la persona se dé cuenta que la enfermedad cardiovascular es de su responsabilidad. Es fundamental el autocuidado. No es responsabilidad de la salud pública o del médico. Ese es un concepto errado. Cada persona debe tomar real conciencia de la enfermedad que padece.

Ellos se han dado cuenta que modificando sus costumbres , sobretodo las alimentarias, se han empezado a sentir mejor.

Raiteri indica que la capacitación se llevó a cabo con un equipo multidisciplinario integrado por una enfermera, una nutricionista, un sicólogo, una asistente social, una técnico paramédico y el médico, quienes realizaron su trabajo en forma voluntaria.

CERTIFICACIÓN
El arzobispo Viveros expresó su satisfacción por estar presente en la actividad y representando a la entidad educativa certificadora: «Nuestra presencia responde al acompañamiento de todos los sectores más desprotegidos por condición geográfica fundamentalmente y es una alegría enorme para nosotros poder colaborar en conjunto con el equipo que ha hecho esta capacitación, porque estamos construyendo una Patria más equitativa y más justa.
De esta forma la población más vulnerable tiene acceso y participación en la lucha contra la pobreza y en este caso por la salud»

IMPLEMENTOS

En la certificación realizada con el respaldo del prestigiado centro de capacitación Saint Alcuin of York College de Concepción, los monitores recibieron de parte de la profesional, un tomador de presión, un glucómetro, (medidor de glicemia) y diferentes implementos que les permitirán desempeñarse sin problemas en su nueva misión.
Estos elementos se financiaron con un proyecto del grupo y el aporte personal de un médico que cree en este desafío y en que se pueden hacer cosas por la gente.

PRESIDENTA
Por su parte la presidenta de la agrupación cardiovascular Martina García, dijo «La experiencia ha sido lo máximo que se ha realizado en Villa Tijeral. Nunca este grupo de personas había recibido apoyo en este sentido. Gracias a la Sra. Paulina, se pudo crear este comité cardiovascular en la Villa».
Agrega «Yo no soy hipertensa, pero sí lo es mi pareja.
También agradecemos al administrador municipal don Alex Castillo, que siempre nos tiene a los dirigentes las puertas abiertas en la municipalidad y al concejal Vitale que nos apoya incondicionalmente» concluye la dirigente.

EXITOSA INICIATIVA

A raíz del éxito de la creación del Comité Cardivascular de Tijeral, la Dra. Raiteri expresó que no se descarta la posibilidad de replicar esta iniciativa en otros puntos de la comuna:
«Estamos empezando. Ahora nuestra misión es monitorear a los monitores, que recibirán otras capacitaciones.

Ellos no son enfermeros ni paramédicos, sino vecinos con enfermedades, que se han capacitado y que pueden dar conocimientos al resto de su gente» concluye satisfecha la profesional de la Salud.-

El Espejo de Malleco ya esta disponible en Android

disponible_en_google_play banner-espina-2-e1450574705899 banner tiroalblanco bannercuat educacion-intercultural

el libero

muni angol