Sergio Martínez: 7 de diciembre, una fecha que pasa desapercibida en Angol

Año a año vemos como el 7 de diciembre pasa sin pena ni gloria en nuestra ciudad…

Salvo por algunas recientes conmemoraciones de la Agrupación  “A mí me gusta la Historia de Angol”, las autoridades, Escuelas, Colegios e Instituciones locales, olvidan que ese día se fundó por última vez nuestra ciudad. Recordemos el relato de un soldado:

Expedición y Fundación De Angol: El 26 de noviembre de 1862  salimos de Los Ángeles con dirección a Nacimiento, punto de reunión de todas las fuerzas expedicionarias para el adelanto de la línea de Frontera, compuesta del batallón 4to de línea, el 7° de línea, sus fuerzas de artillería, de a 24  de plaza y cuatro pequeños de montaña, un escuadrón de ganaderos, otro de caballería cívica de la Frontera, el estado mayor de ingenieros al mando del Comandante de Armas General de toda la provincia don Cornelio Saavedra. El todo de la fuerza asciende su total, numero exacto según estado que tengo a la vista, a 950 hombres, que con oficiales agregados pasa de 1000, fuera de paisanos, mujeres y pobladores que nos acompañan. El 28 el rio Vergara presentaba el aspecto más bello y encantador que se puede imaginar: 21 lanchas cubrieron con sus velas las orillas del puerto donde se tomaban la carga que debían conducir para la nueva población de Angol. El resto, o mas bien el grueso del ejercito quedo en Nacimiento, dando lugar a que las lanchas llegasen a un tiempo con nosotros. El 1 de diciembre  salió el Ejército de ese punto por el camino de la montaña, dirección escogida para la mayor seguridad de un accidente cualquiera, y por ser el mas corto. . La división se acantonó a orillas del estero Pellamenco. Al toque de diana estuvimos nuevamente a caballo y nos dirigimos a Angol, donde llegamos a las siete de la mañana, se presentaron ante nuestros ojos las relucientes ruinas del último Angol de 1766 en la confluencia de los ríos Malleco y Vergara. Tres días pasamos en ese punto esperando la reunión de todas las lanchas y reconociendo el punto más adecuado para el establecimiento del fuerte y la ciudad. Las riberas de los ríos están cubiertas de arboledas hermosísimas que la mano del hombre o de la naturaleza han cuidado de multiplicar.  Aparte de lo hermoso y feraz del lugar y de otras novedades, se ve de inmediato a las ruinas un Olivo de la época de los jesuitas.

Cornelio Saavedra invito a todos los indígenas que habían venido a visitarlo a la celebración de una misa solemne que debía tener lugar el día 7  de diciembre (en la actual ubicación del Liceo Comercial). El día citado concurrieron de gran gala los caciques de Malleco, Basantué, Angol, Picoíquen, Lumaco y otros puntos, no bajando su numero entre caciques y mocetones de 350 de a caballo, y como 100 indios de a pie. La misa fue pomposa en cuanto se pudo: la tropa con sus armas y bandas de música a la cabeza formaba un cuadro imponente con los 400 indios todos a caballo. La artillería hizo tres pequeñas salvas de cinco cañonazos, y a los acordes nacionales de las músicas se pasó revista a la tropa en presencia de los indios quienes sorprendidos y entusiasmados, contestaron con un atronador chivateo.

Es la gloriosa Historia de una fecha en que comenzó el Angol republicano, hace ya 154 años y hacemos votos para que se recuerde como corresponde.

 

El Espejo de Malleco ya esta disponible en Android

disponible_en_google_play banner-espina-2-e1450574705899 banner tiroalblanco bannercuat educacion-intercultural

el libero

muni angol